Medio Natural

Paisaje zona Os Couces - Turía

Taramundi es un concejo abrupto y quebrado, formado por sierras y montañas en forma de lomas redondeadas, colladas y cordales continuos, así como pequeños valles estrechos formados por diferentes ríos y riachuelos.

Más de la mitad del territorio se encuentra a una altitud que se sitúa entre los 400 a 800 m, y el 72,5 % tiene pendientes superiores al 31 %, lo que pone de manifiesto los grandes desniveles existentes. En la parte oriental del municipio se sitúa la sierra de Ouroso, donde se sitúa la cota máxima del concejo con 1.033 m.

La red hidrográfica del concejo está compuesta por numerosos arroyos y riachuelos que surcan todo el territorio y que bajan abundantes de agua. De entre todos destacan tres ríos: el Ouria, que discurre por la parte norte del concejo, en la parroquia del mismo nombre; el Turía y el Cabreira, su afluente. El Turía y el Cabreira definen la cuenca hidrográfica más extensa del municipio y bañan la parte meridional de Taramundi, recibiendo a su paso las aguas de diversos arroyos. Ambos confluyen en la localidad de Mazonovo, y desembocan en el Eo en la localidad de A Pontenova.Río Turía

Taramundi tiene zonas de gran interés medioambiental. La parte central y sur del concejo presenta un hábitat interesante, con presencia importante de masas forestales autóctonas destacando entre ellas el roble o Carballo (Quercus robur), el abedul (Betula pendula) y el castaño (Castanea sativa), así como el fresno (Fraxinus excelsior) y tejo (Taxus baccata).

Existe una masa árborea de eucaliptos significativa en la zona norte del concejo, en el Coto del Fabal o Guiar. En cambio las manchas de pinares se concentran igualmente al norte y nordeste.

El interés faunístico del concejo, al igual que toda la zona asturgalaica es muy interesante por dos motivos principales, la abundancia y diversidad. Entre los mamíferos destacan el corzo (Capro capreolus) y el ciervo (Cervus elaphus), que ocupan bosques y prados de la zona; el jabalí (Sus scrofa), muy numeroso; el zorro (Vulpes vulpes) y la nutria (Lutra lutra), en menor número. También están presentes pequeños mamíferos como erizos, ardillas, ratones, musarañas y topos.

Dentro del reino de las aves, son muchas las especies que se encuentran en el ámbito territorial del concejo. Las aves rapaces diurnas más abundantes son el ratonero común (Buteo buteo) y el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus). Del grupo de las gallináceas es profusa la perdiz común (Alectoris rufa), y de las columbiformes, la paloma torcaz (Columba palumbus) y la tórtola común (Streptopelia turtur).

En cuanto a la fauna piscícola, la trucha común (Salmo tructta fario) sigue habitando en los ríos, aunque escasea mucho más que antaño. En los numerosos arroyos, charcas y fuentes hay diferentes grupos de anfibios, como el tritón ibérico (Triturus Boschi), el sapo común (Bufo bufo), la rana común (Rana ridibunda), y la pequeña ranita de San Antonio (Hyla arborea), así como la salamandra común (Salamandra salamandra) bajo los troncos y piedras próximos al agua. Referente al orden de los reptiles, el más abundante es la lagartija ibérica (Lacerta hispánica), la culebra viperina (Natrix maura), y la víbora común (Vipera berus).